Logo Algesal
VolverVer más publicaciones
Background - Algesal blog

6 consejos para mantener una espalda recta y saludable

La espalda contiene un grupo muscular enorme, tan grande que al desarrollar ejercicios compuestos tu corazón se ve obligado a enviar una gran cantidad de sangre para alimentar todos sus músculos. Si esto te suena a mandarín, es posible que tengas la espalda curvada.

Una espalda curvada es una espalda descompasada e inevitablemente causará dolor tarde o temprano. ¿Aún no te convence? Una espalda recta no solo evitará problemas articulares y óseos, también estilizará la forma de tu cuerpo.

  • Recompón la forma de tu espalda siguiendo estos consejos

  • Adquiere consciencia sobre tu espalda

    La eficacia de los tirantes correctivos está muy en entredicho, tú eres el único que puede corregir la curvatura de tu espalda. Vigila siempre tener la espalda recta, especialmente cuando estés sentado o tumbado.

  • Siéntate poco y bien

    ¿Trabajas sentado o llevas mucho tiempo en casa? Si es posible hazte con una mesa regulable en altura para que puedas rotar el estar sentado con estar de pie. No se trata de que pases largas jornadas de pie, lo que necesitas es no pasar sentado muchas horas seguidas.

  • Usa una almohada anatómica delgada

    Dormir debe ser un acto reparador para nuestro cuerpo y, por lo tanto, también para tu espalda. Al dormir con almohadas muy densas, o gruesas, contraemos el cuello generando una tirantez de los músculos superiores de la espalda.
    Hazte con una almohada anatómica de calidad probándola en la tienda para comprobar que tu cuello está lo menos curvado posible.

    Almohada anatómica
  • No descuides tu postura al dormir

    Pasamos todos los días una media de siete horas en posición horizontal, es extremadamente necesario que pongas atención a tu espalda.
    Independientemente de cómo duermas, tu zona lumbar debe estar alineada con el resto de la espalda. Es fácil cuando duermes de lado, pero más complejo al dormir boca arriba. En este último caso, empieza sentado y desliza tu espalda cuidadosamente sobre la cama, vigilando que toda la superficie de la espalda toque con el colchón.

  • Pon atención a los hombros

    Si bien no harán que la curvatura de tu espalda se altere, sí es común encoger los hombros cuando tenemos la zona superior de la espina dorsal algo curvada, especialmente si pasamos muchas horas sentados en la oficina.
    Corrige la posición de tus hombros junto al resto de tu espalda, ayudarás a recomponer la forma de tu cuerpo.

    Atención hombros
  • Practica ejercicios para corregir la espalda

    Muchos especialistas recomiendan la natación para la corrección de la postura de la columna, pero requiere paciencia ya que los efectos aparecen a largo plazo.
    Asesórate con un fisioterapeuta o quiropráctico sobre ejercicios beneficiosos para la curvatura de tu espalda.

    Practica ejercicios

Si aplicas todo esto es inevitable que te sientas incómodo durante bastante tiempo, pero debes tener paciencia. Entiende que estás alterando el estado de un grupo óseo y muscular muy grande y si has pasado toda una vida curvado, necesitarás más de un día, y de dos, corrigiendo tu postura. Aguanta, el resultado merece la pena.

08 DE MAYO DEL 2020

También te puede interesar

Volver arriba