Logo Algesal
VolverVer más publicaciones
Background - Algesal blog

Dolor de espalda por sobrepeso u obesidad

El sobrepeso o la obesidad y el dolor de espalda son dos factores que a menudo van estrechamente relacionados, pero existen diversas medidas que permiten reducir esta tendencia. Para prevenir la aparición de este tipo de dolencias musculares, se recomienda mantener unos niveles mínimos de actividad física, huir del estilo de vida sedentario, cumplir en la medida de lo posible con las normas de higiene postural y desarrollar actividades que permitan fortalecer la musculatura de la espalda.

Sobrepeso y dolor muscular

  • El sobrepeso en sí mismo

    El exceso de peso obliga a la musculatura de la espalda a hacer un mayor esfuerzo para mover el cuerpo y mantener la postura, lo cual favorece la aparición de contracturas y dolores localizados. Además, el peso aumenta la carga del disco intervertebral, acelera su desgaste y aumenta el riesgo de que se deforme o acabe rompiendo.

  • El sedentarismo

    La inactividad física prolongada disminuye la fuerza muscular de la espalda y el abdomen, así como los reflejos nerviosos de los músculos que se requieren para su correcto funcionamiento. Además, la falta de potencia provoca que la musculatura se sobrecargue y contracture ante esfuerzos aparentemente cotidianos.

  • Mal estado de salud

    El sobrepeso a medio y largo plazo aumenta las posibilidades de padecer diversas enfermedades de tipo metabólico y cardiovascular. El mal estado de salud provocado por estas causas también incrementa el riesgo de padecer dolencias en la espalda.

  • Dolor de espalda crónico

    Mientras la persona tenga sobrepeso, el riesgo que el dolor de espalda vaya reapareciendo será cada vez mayor, siendo estos episodios cada vez de mayor duración y corriendo el riesgo que llegue a hacerse crónico.

    Además, el dolor puede incitar a la persona que lo padece a pensar erróneamente que debe guardar reposo y fomentar unos hábitos de inactividad física que solo le perjudican. Se ha demostrado que mantener un estilo de vida activo es la forma más eficaz de prevenir las dolencias de espalda a nivel muscular.

  • Prevención y tratamiento del dolor de espalda

    • Mantener un nivel adecuado de actividad física: puede ser tan sencillo como ir andando en vez de en transporte público u optar por subir las escaleras en vez de coger el ascensor. Ya sea con pequeñas acciones de este tipo u optando por deportes aeróbicos como correr, nadar o ir en bicicleta, huir del sedentarismo es una acción fundamental para evitar el dolor de espalda.

    • Cumplir con la higiene postural: conocer cuáles son las posturas que más favorecen a tu cuerpo, tanto al estar sentado, como de pie o levantando peso te ayudará a liberar la columna vertebral y la musculatura de las cargas de la vida cotidiana.

    • Fortalecer la musculatura de la espalda: la realización correcta y frecuente de ejercicios aeróbicos que fortalezcan la musculatura de la espalda y el abdomen disminuirá en gran medida el riesgo a padecer dolor, especialmente en personas con sobrepeso, en la que el esfuerzo diario que se exige a la musculatura es superior.

    natacion higiene postural nivel adecuado actividad fisica
17 DE FEBRERO DEL 2020

También te puede interesar

Volver arriba