Logo Algesal
VolverVer más publicaciones
Background - Algesal blog

Masajes para ayudar al analgésico a reducir el dolor muscular en casa

Es posible que aún no hayas podido poner en práctica nuestra serie de buenos hábitos para una larga estancia en casa o que ya padezcas dolor muscular fruto de haber pasado horas delante del ordenador o la falta de actividad física. En ambos casos, hay remedio.

Habrás pensado ya en aplicar un analgésico de calidad en formato de pomada, pero ¿qué puedes hacer para contribuir con el efecto del analgésico?

Descubre cómo pueden ayudarte tan solo diez minutos de masaje

Los efectos positivos de los masajes para nuestro cuerpo están avalados por la ciencia y van más allá de ayudar a liberar tensiones o relajar los músculos.

Según diversos estudios, los masajes son grandes compañeros de los analgésicos a la hora de aliviar dolores musculares, con la ventaja de que los masajes no tienen efectos secundarios.

Los investigadores constatan que optar por una terapia de rehabilitación basada en masajes ayuda a recuperar músculo dañado y a aliviar síntomas que provocan lesiones musculares.

Por lo tanto, también serán útiles tanto si hemos descuidado el deporte como si nos hemos ejercitado y no hemos tomado precauciones.

Los beneficios de los masajes corporales son muchos:

  • Ayudan a controlar el dolor

  • Ayudan a prevenir futuras lesiones

  • Reducen los niveles de estrés, sumamente asociados a diferentes tipos de dolor muscular

  • Liberan toxinas

  • Reducen las contracturas musculares

  • Tonifican nuestro cuerpo

  • Mejoran el sistema circulatorio

  • Potencian nuestras defensas

¿Cómo debes hacer masajes para ayudar al efecto del analgésico?

  • Elige la mejor posición para el masaje: tumbado, sentado o en una silla

    Elige la mejor posición para el masaje
  • Aplica aceite en la parte en la que quieres dar el masaje, empezando por la zona baja y expandiéndolo con la mano de forma suave y con movimientos alargados.

  • Siempre debes hacer fricción dirigiéndote hacia arriba

  • Con las yemas de los dedos friega en forma de círculos y alterna la presión durante unos segundos

  • La técnica del amansamiento consiste en tasajear una zona concreta con el dedo pulgar y la palma de la mano. Realízala durante unos minutos

    La técnica del amansamiento
  • Además, es aconsejable mantener el ritmo del masaje y evitar todo tipo de interrupciones o ritmos alterados

07 DE ABRIL DEL 2020

También te puede interesar

Volver arriba