Logo Algesal
VolverVer más publicaciones
Background - Algesal blog

Todo sobre la cervicalgia

¿Notas esa sensación de tirantez en el cuello? Se trata de una de las molestias más comunes recientemente. La cervicalgia suele estar provocada por hábitos desaconsejables y malas posturas continuadas. Ahora que llevas mucho tiempo en casa, podría acentuarse.

Quizás no lo hayas notado, pero algunas actividades, aparentemente inofensivas, que realizas durante el día a día, están afectando a las partes blandas, músculos, ligamentos, discos, nervios, vértebras y articulaciones. Se trata de una larga lista, por lo que debes prestar atención.

Si bien todas las partes mencionadas pueden estar implicadas en la cervicalgia, la causa más común de dolor cervical son las lesiones de las partes blandas, a causa de un traumaismo o deterioro progresivo.

¿Cómo puedes identificar la cervicalgia? estilo vida activo

Normalmente se trata de un dolor localizado en el cuello, aunque otras veces se extiende a los brazos, la cabeza y la espalda. Puede venir acompañado de hormigueo, adormecimiento de los dedos, dolor en la nuca, mareo y náuseas.

estilo vida activo
¿Cómo se diagnostica? estilo vida activo

De manera habitual el especialista realiza una historia clínica completa de los síntomas de la cervicalgia y una exploración clínica para valorar la postura, la movilidad cervical y la función de los nervios y músculos en piernas y brazos, por lo que es esencial que le describas con exactitud tu dolor.

Son usuales las radiografías y, en situaciones que requieran una valoración más detallada, el TAC, RMN o electromiografías.

higiene postural
¿Cómo se trata? estilo vida activo

Se suele recomendar una rutina fisioterapéutica que se prolonga tanto tiempo como requiera la dolencia. La fisioterapia, bien aplicada, favorece la relajación de los músculos y mejora la movilidad de la zona cervical. Habitualmente las sesiones de fisioterapia consisten en masajes en el cuello junto a terapias de calor localizado.

desarrollo musculatura

APLICA LOS SIGUIENTES CONSEJOS

  • Dúchate aplicando agua a presión en la zona cervical, a la mayor temperatura que toleres, durante 10-15 minutos.

  • Realiza estiramientos muy suaves de flexoextensión y lateralización del cuello durante 10-15 minutos.

  • Utiliza sillas con respaldo cervical y evita el levantamiento de peso.

  • Utiliza una almohada o esterilla eléctrica para aplicar calor local seco.

  • Aplica cremas y pomadas de calidad para el dolor muscular.

  • Visita a un endocrino y controla tu peso en caso de que padezcas sobrepeso.

25 DE MAYO DEL 2020

También te puede interesar

Volver arriba